Aunque parezca difícil superar una dependencia o una adicción al alcohol y a las drogas, puede lograrse. Hay dos etapas: dejar de usarlos y, después, aprender maneras de mantenerse libre de drogas y alcohol.

Es más fácil dejar de usar el alcohol o las drogas con la ayuda y el apoyo de otras personas.

Cómo dejar de usar el alcohol o las drogas

Si usted piensa que tiene un problema con el alcohol
o las drogas y quiere dejar de usarlos:

1.  Admita que tiene un problema.
Pero sólo tomé 3 bebidas…¿o fueron 4? No estoy segura. Tiene razón. Quizás sí estoy bebiendo demasiado.
2.  Decida hacer algo HOY MISMO.
Dejaré de beber tanta chicha mañana.
Ya es mañana.
Crea usted que puede comenzar a dejar de usarla hoy mismo.
  1. Deje de usar alcohol o drogas. O use menos y entonces deje de usarlos completamente. Muchas personas pueden dejar de beber alcohol o de usar drogas de un momento a otro. Todo lo que necesitan es la voluntad de hacerlo y la fé en que pueden hacerlo. Otras personas necesitan la ayuda de un grupo o de un programa de tratamiento, como por ejemplo, el programa de Alcohólicos Anónimos (AA). Hay grupos de AA en muchos países, y es posible que haya otros grupos o programas de tratamiento en el área donde usted vive. La mayoría de las mujeres se sienten más cómodas en un grupo solamente para mujeres. Si no hay grupos en su área, trate de comenzar su propio grupo con alguien que haya tenido éxito ayudando a otras personas a dejar de usar alcohol o drogas.
  2. Si comienza a beber o a usar drogas de nuevo, no se culpe a sí misma. Pero trate de dejar de usarlos otra vez de inmediato.

Adicción física y señas de privación

Cuando una persona es fisicamente adicta al alcohol o a una droga y deja de usarlos, pasará por un período de privación. Durante esta temporada su cuerpo tendrá que acostumbrarse a estar sin la droga o sin el alcohol.

Adicción y señas de privación del alcohol. Después de dejar de beber, las señas de privación pueden tardar como 3 días en desaparecer. Muchas personas logran pasar esos días sin problemas. Pero como algunas personas sufren de señas muy graves, es importante que alguien vigile a la persona y le proporcione ayuda cuando la necesite.

Algunos tés de hierbas pueden ayudar al hígado a limpiar el cuerpo de los efectos venenosos del alcohol o de las drogas. Es posible que un curandero tradicional pueda sugerirle buenas hierbas que se consiguen en su área.

Señas iniciales de la privación:

  • temblor ligero
  • sentimientos de nerviosismo e irritabilidad
  • sudor
  • dificultades para comer y para dormir
  • dolores por todo el cuerpo
  • náusea, vómitos, dolor de estómago

Cuando una persona es adicta al alcohol, la falta de alcohol en el cuerpo puede causarle convulsiones.

Es posible que estas señas desaparezcan por sí mismas o que empeoren. Si esto último sucede, la persona deberá acudir de inmediato a un trabajador de salud. Si la ayuda se encuentra muy lejos, hay que dar de 10 á 20 mg de diacepam tomados para evitar convulsiones. Dé otros 10 mg una hora más tarde si las señas no se mejoran. Si usted todavía está viajando, puede repetir la misma dosis cada 4 á 5 horas.

Las siguientes señas indican una emergencia. Cualquier persona que sufra de estas señas deberá obtener ayuda médica de inmediato:

¡TRANSPORTE!

  • confusión mental
  • ver cosas extrañas o escuchar voces
  • latidos muy acelerados del corazón
  • convulsiones (ataques)

Cómo aprender a mantenerse libre de drogas y alcohol

Si usted está tratando de no usar alcohol o drogas, evite ir a los lugares donde usted sentirá presión para usarlos. Trabaje con otras personas para organizar eventos sociales donde no se usen alcohol ni drogas.

Una vez que una persona ha superado la adicción física, es importante que aprenda a mantenerse libre de las drogas y del alcohol para que no vuelva a tener el problema. La mejor manera de hacer esto es aprendiendo mejores estrategias para enfrentarse a la vida. Esto no es fácil y tomará tiempo.

Una mujer que ha abusado de las drogas o del alcohol se siente muchas veces inútil y muy avergonzada. Necesita aprender que ella es capaz de hacer los cambios necesarios para mejorar su vida. Una forma de comenzar es haciendo pequeños cambios que le ayuden a probarse a sí misma y a los demás que es capaz de lidiar con problemas.

He aquí algunas ideas que han ayudado a otras mujeres a crear estrategias para enfrentarse a la vida, y que podrían ayudarle:

  • Cree una red de apoyo entre las personas cercanas a usted y pídales ayuda cuando la necesite. Es mucho más fácil pensar acerca de los problemas y comenzar a resolverlos cuando uno puede hablar de ellos y trabajar con otras personas.
  • Trate de resolver los problemas uno por uno. Así, los problemas no parecerán tan enormes que usted no pueda enfrentarse a ellos.
Temas relacionados

relaciones de ayuda mutua

  • Trate de hablar con una amiga u otra persona en quien confíe sobre las cosas que le preocupan o le molestan, o las cosas que la ponen triste o la enojan. Quizás usted pueda comenzar a entender por qué se siente de esas maneras y lo que puede hacer para sentirse mejor.
  • Trabaje con otras personas en algún proyecto para mejorar su comunidad. Esto le demostrará a usted y a los demás que usted sabe cómo trabajar para lograr cambios. Tal vez descubra que esto también le ayuda a usted a hacer cambios personales.
  • Reúnase regularmente con otras personas que también estén luchando para mantenerse libres del alcohol o de las drogas.
Fuente: http://es.hesperian.org/

Comments are closed.